Mesa Memorial

La mueblería Calle Veinte organizo una subasta de muebles intervenidos por 20 artistas, arquitectos, diseñadores y pintores, donde todos los fondos se destinaron a beneficencia de la Fundación Rebecca de Alba AC, misma que apoya a niños con cáncer. Entre los invitados, A-001 Taller de Arquitectura estuvo al cargo de la intervención de la mesa Natalia.

“Cada día que me levanto, es una nueva vida. Ahora tratas de dar lo mejor de ti, tratas de ser lo que no fuiste antes…”

Una célula es la unidad mínima de vida, la palabra deriva del latín “cellula”, diminutivo de “cella o hueco”. Así como la materia esta generada a partir de la unión de átomos, los seres vivos estamos compuestos a partir de la unión de células; distintas combinaciones de ellas van formando distintos órganos y estructuras, basados en códigos únicos registrados en nuestro ADN.

Como resultado de una enfermedad genética algunas células inician un proceso de mutación hasta convertirse en células cancerígenas, que se reproducen sin control dentro de los organismos. De esta manera se van generando marcas de vacío en las estructuras celulares.

A partir una fotografía de Gustavo, Renato y Jorge, algunos de los tantos testigos silenciosos de la lucha contra el cáncer a los que ésta fundación ha ayudado, creamos un semitono de círculos de distinto tamaño y distinta posición. Cada uno de estos círculos se convertirá en una perforación en la superficie de la mesa Natalia, creando una imagen que solamente permite ser entendida cuando es vista a la distancia.

Así, de la misma forma en la que el cáncer invade un cuerpo, nosotros invadimos una mesa creando marcas de vacío, donde cada una de estas perforaciones representa a una persona que ha luchado en contra de la enfermedad. Es así como la mesa se convierte en un memorial un homenaje.

Un especial agradecimiento a la participación y apoyo de Malke Gold y Factor Eficiencia. Y a Tres60 Estrategia, Calle Veinte y la Fundación Rebecca de Alba por la invitación y la confianza.