Puerta Venecia

El arco en un instrumento de cuerda inspira la melodía estructural de un puente en Venecia. Dos puntos de tensión, múltiples líneas que distribuyen las fuerzas. La apuesta por una solución poco evidente: comprobar que el equilibrio no requiere simetría.

El puente como un paso que concilia el antagonismo de antaño entre dos segmentos de la isla y aprovecha, durante el recorrido, la oportunidad para mostrar sobre del agua logros arquitectónicos de Venecia misma: un museo que resume el conocimiento como un recorrido fugaz; una propuesta contemporánea que exhibe las joyas del pasado.

Encomendado por el gobierno de la ciudad Italiana como sustitución del Puente de la Academia,el proyecto invita a un tránsito que recorre el cuerpo del visitante. Un espacio que cautiva en el “mientras tanto”. Un desacuerdo convertido en un punto de encuentro, en una vía de comunicación.

En manos de un virtuoso, la tensión se resuelve en una obra de arte.